Las novedades más destacadas del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 en un vistazo

El nuevo Plan del Ejecutivo incorpora nuevas ayudas que favorecen la adquisición y el alquiler de viviendas entre los jóvenes, principalmente. También los mayores de 65 años y los colectivos desfavorecidos tienen un papel destacado en la aplicación de estas medidas, además de los profesionales del sector. Se prevé que el nuevo Plan entre en vigor el próximo 1 de enero de 2018.

Las ayudas para el acceso al alquiler de personas mayores serán de hasta el 50% de la renta mensual, mientras que para el pago de los suministros y gastos de mantenimiento o de comunidad serán, como máximo, de 200 euros mensuales durante un plazo límite de tres años.
DIRIGIDO A:
  • Mayores de 65 años
  • Ingresos del hogar de hasta 3 veces el IPREM (22.365 euros anuales)
  • Patrimonio máximo de 100.000 euros
  • Sin vivienda en propiedad
  • Residencia habitual y permanente en el inmueble
En el caso del arrendamiento, se incrementa a 900 euros el coste máximo de los alquileres que se podrán beneficiar de las subvenciones. El Gobierno podrá hacerse cargo de hasta el 50% de la renta mensual durante un período total de tres años. En el caso de la compra, el Plan contempla una ayuda directa para el pago de la entrada del inmueble del 20% de su precio, con un límite de 10.800 euros.
DIRIGIDO A:
  • Jóvenes de hasta 35 años
  • Ingresos del hogar de hasta 3 veces el IPREM
  • Residencia en el inmueble durante al menos 5 años
Se concederá una subvención de hasta el 40% de la renta mensual durante un plazo de tres años, siempre que ésta no supere los 900 euros.
DIRIGIDO A:
  • Población con escasos medios económicos (hasta 3 veces el IPREM)
  • Residencia habitual y permanente en el inmueble
  • Sin vivienda en propiedad
Se constituirán fondos de viviendas para alquiler social a los que se incorporarán inmuebles de la Sareb y las entidades financieras. Las rentas oscilarán entre los 150 y los 400 euros al mes, durante un plazo de hasta tres años. Las ayudas podrán llegar al 100% del importe del alquiler, cuyo pago asumirán el Estado (80%) y las comunidades autónomas (20%).
DIRIGIDO A:
  • Personas objeto de desahucio de su vivienda habitual
  • En situación de vulnerabilidad económica
  • Ingresos del hogar de hasta 3 veces el IPREM
  • Sin domicilio alternativo

Las promociones de viviendas de nueva construcción o procedentes de la rehabilitación de edificios destinados al arrendamiento recibirán ayudas de un máximo de 350 euros por metro cuadrado, con un límite del 50% de la inversión y 36.750 euros por vivienda. El alquiler no podrá superar los 7 euros mensuales por metro cuadrado y deberá destinarse a hogares cuyos ingresos no superen 4,5 veces el IPREM.
DIRIGIDO A:
  • Administraciones públicas y organismos públicos.
  • Empresas privadas y sociedades participadas mayoritariamente por las Administraciones públicas
  • Fundaciones, ONG y asociaciones declaradas de utilidad pública
La subvención asciende a 400 euros por metro cuadrado de superficie útil de vivienda, hasta un máximo del 40% de la inversión. Los inquilinos deberán ser mayores de 65 años, con unos ingresos inferiores a 4,5 veces el IPREM y un patrimonio máximo de 200.000 euros.
DIRIGIDO A:
  • Administraciones públicas y organismos públicos
  • Empresas privadas y sociedades participadas mayoritariamente por las Administraciones públicas
  • Fundaciones, ONG y asociaciones declaradas de utilidad pública
La cuantía no superará los 12.000 euros ni el 40% de la inversión para viviendas unifamiliares, y tendrá un límite de 8.000 euros en el caso de los pisos. Cuando las mejoras se realicen en viviendas con personas con discapacidad o mayores de 65 años, las ayudas podrán alcanzar el 75% de la inversión.
DIRIGIDO A:
  • Propietarios de viviendas
  • Administraciones públicas y organismos públicos
  • Empresas públicas y sociedades participadas, mayoritariamente, por las Administraciones propietarias de los inmuebles
  • Comunidades de propietarios o agrupaciones de comunidades de propietarios
  • Cooperativas
Las dotaciones serán de un máximo de 6.000 euros por vivienda, sin superar el 40% de la inversión. Se incrementa al 75% el porcentaje de la obra asumido por el Estado, en el caso de adaptaciones de accesibilidad para personas con movilidad reducida y para mayores de 65 años.
DIRIGIDO A:
  • Propietarios de viviendas
  • Administraciones públicas y organismos públicos
  • Empresas públicas y sociedades participadas, mayoritariamente, por las Administraciones propietarias de los inmuebles
  • Comunidades de propietarios o agrupaciones de comunidades de propietarios
  • Cooperativas
  • Empresas constructoras, arrendatarias o concesionarias de los edificios
La cuantía total para la rehabilitación será de 12.000 euros por vivienda, elevándose hasta al 75% de la inversión para aquellas resididas por familias con ingresos inferiores a 3 veces el IPREM, mayores de 65 años o personas con discapacidad o movilidad reducida. Para la construcción de inmuebles en substitución de otros previamente demolidos, se otorgarán subvenciones de hasta 30.000 euros.
DIRIGIDO A:
  • Responsables de la ejecución de obras o trabajos de mantenimiento, rehabilitación y reconstrucción