SERVIHABITAT TRENDS

El mercado residencial español consolida su crecimiento

Según el cuarto informe sobre el “Mercado residencial en España”, elaborado por Servihabitat Trends, la plataforma de investigación y análisis de mercado impulsada desde Servihabitat, el mercado residencial español muestra claros signos de recuperación en 2017, tal como se puede apreciar en la evolución que presentan los diferentes indicadores. Siguiendo la tendencia de crecimiento moderado experimentado ya el año pasado, conviene analizar los diferentes micromercados y sus distintos ritmos para establecer el pulso del sector en su conjunto.

Según apunta Julián Cabanillas, Consejero Delegado de Servihabitat: “El proceso de normalización del residencial, con un incremento en la presión de la demanda y la consiguiente subida de precios, no se está produciendo de forma homogénea en el territorio, por lo que conviene analizar los diferentes avances según cada área en concreto, tal como se desprende del estudio. En conjunto, podemos afirmar que en 2017 todos los indicadores muestran un crecimiento sostenible y consolidado del sector, aunque a distintos ritmos”.

Las compraventas mantienen su tendencia alcista: crecerán un 15,2% interanual en 2017

La estimación para 2017 es que el año termine con alrededor de 465.000 viviendas vendidas, lo que supone un aumento del 15,2% respecto a 2016, según datos del Colegio Oficial de Registradores. Para la Red de agentes colaboradores (APIs) de Servihabitat, las viviendas de segunda mano son las impulsoras de la tendencia alcista de las compraventas, pues son las protagonistas de más del 70% de las transacciones, tanto en el caso de la vivienda habitual como en el de la vacacional.

Las compraventas continuarán al alza gracias a la estabilidad laboral y el aumento de los ingresos en los hogares, la mayor concesión de crédito hipotecario, el aumento de la demanda por inversión y el crecimiento de la oferta y la demanda de obra nueva.

La mayoría de las compraventas en 2016 (casi el 80%) se realizan sobre vivienda en altura, aunque la unifamiliar ha experimentado un pequeño crecimiento, manteniendo la tendencia observada en 2015. La Red de agentes colaboradores (APIs) de Servihabitat afirma que el tipo de activo más demandado como residencia habitual son viviendas en altura de tres dormitorios. Además, según datos del Ministerio de Fomento, la mayoría de viviendas, el 34,1%, tienen una superficie de entre 61 y 90 m2.

Las viviendas iniciadas crecerán un 15,3%, superando los 75.000 inmuebles

Si analizamos el desarrollo del mercado de obra nueva, se prevé que las viviendas iniciadas crezcan un 15,3% respecto al cierre de 2016, superando los 75.500 inmuebles.

Paralelamente, se estima que el número de proyectos visados sea de 116.000 unidades, un avance del 25,9% respecto a 2016, que cerró con más de 92.000 inmuebles. Asimismo, las viviendas terminadas aumentarán un 20,2% en 2017, finalizando con más de 48.500 unidades.

El stock de obra nueva se reduce casi un 18%, aunque no se absorbe de forma uniforme en el territorio

El volumen de stock residencial mantiene su tendencia al drenaje: la previsión es que se finalice este año con un volumen cercano a los 324.000 inmuebles, lo que supondría una reducción del 17,8% con respecto al dato de cierre de 2016.

La absorción de stock continúa sin producirse de manera homogénea en el territorio.

En la Comunidad de Madrid, las Islas Baleares o Cataluña se percibe la existencia de stock técnico, teniendo en cuenta lo que supone el volumen de stock disponible frente al volumen de población. En estas comunidades, se está reactivando progresivamente el inicio de obras. Por otro lado, en los mercados con volúmenes de población más pequeños o en aquellos donde destaca la vivienda vacacional, el stock se está reduciendo más lentamente.

En España, existen de media casi 70 viviendas en stock por cada 10.000 habitantes. En Castilla-La Mancha, la Rioja y la Comunidad Valenciana se supera ampliamente esta media, mientras que en la Comunidad de Madrid, las Islas Baleares, Extremadura y Cataluña es mucho más reducida.

El precio de la vivienda crece moderadamente, superando el 4% de media en 2017

En 2017 se estima que el precio de la vivienda aumente en un 4,1% respecto al año anterior. Las Islas Baleares, el País Vasco y la Comunidad de Madrid son las comunidades que presentan unos valores absolutos mayores, mientras que Navarra, la Comunidad de Madrid y las Islas Canarias son las que más crecen respecto al año pasado. Si analizamos por ciudades, destacan los avances de Madrid y Barcelona por encima del resto del territorio, así como Málaga, Sevilla o Valencia. También se comienzan a observar crecimientos en algunas localidades de vivienda vacacional tradicional de la Costa del Sol, la Costa Blanca y los dos archipiélagos. En el resto, los repuntes serán menos significativos o incluso inexistentes.

Con todo, la evolución prevista para el mercado residencial español en su conjunto presenta perspectivas positivas según el informe sobre el “Mercado residencial en España” de Servihabitat Trends, dibujando un panorama optimista que conviene analizar por zonas, tal como muestran los principales indicadores que miden la marcha del mercado.