Compromiso con clientes y accionistas

Responsabilidad con nuestros clientes y compromiso con los accionistas

Servihabitat asume la responsabilidad de mantener los más altos estándares de calidad, eficiencia y profesionalidad con sus clientes y accionistas. Con el objetivo de reforzar este compromiso, la Compañía cuenta con un conjunto de decálogos y mecanismos que garantizan el cumplimiento de los principios de ética profesional, integridad y buenas prácticas.

Código Ético y Línea Ética
Código Ético

El Código Ético es la declaración de nuestros principios básicos, valores y estándares de ética e integridad que rigen la actividad de la Compañía. Define la forma en la que realizamos negocios, describiendo las conductas que se deben promover y los comportamientos que se deben evitar y se fundamenta en los siguientes valores y principios:

  • Transparencia e igualdad. Son elementos esenciales que deben estar fuera de toda duda en nuestras actuaciones y son la base imprescindible para obtener la confianza de nuestros clientes. Siendo íntegros y transparentes generamos confianza, un valor fundamental para Servihabitat.
  • Excelencia y profesionalidad. Nos comprometemos a trabajar con rigor y eficacia para conseguir los objetivos marcados y generar satisfacción. La excelencia constituye uno de nuestros valores fundamentales. Por ello, situamos la satisfacción de nuestros clientes y accionistas en el centro de nuestra actuación profesional.
  • Confidencialidad. La protección de la información constituye el pilar fundamental sobre el que se asienta la relación de confianza con nuestros clientes y accionistas, que es la esencia de nuestra actividad.

Sobre estos valores y principios, establecemos los siguientes compromisos con nuestros clientes y accionistas:

  • Potenciar la máxima calidad del servicio para asegurar la satisfacción de sus requisitos y expectativas.
  • Garantizar la mejora continua de los procesos y servicios mediante el establecimiento y la revisión periódica de los objetivos de calidad, de seguridad de la información y ambientales.
  • Cumplir con los requisitos legales aplicables a nuestras actividades y aquellos otros que suscribimos de forma voluntaria.
 

Este Código Ético se complementa con la “Política de Gestión de Conflictos de Interés”, que forma parte del sistema de control interno de operaciones de la Compañía y que tiene por finalidad establecer los mecanismos para identificar y gestionar adecuadamente los conflictos de interés que pudieran surgir en el desarrollo de la actividad de Servihabitat, identificando y eliminando cualquier práctica o actuación que suponga perjuicio sobre los intereses de nuestros clientes. Es de obligado conocimiento y cumplimiento por parte de todos los empleados, directivos y accionistas de Servihabitat.

Servihabitat dispone de una Línea Ética: un canal de comunicación para notificar cualquier actividad que no cumpla con los principios éticos de la Organización, con el objetivo de atender las reclamaciones que se realicen con esta finalidad.

Línea Ética

Modelo Organizativo y de Supervisión del Sistema de Control Interno de la Información Financiera (SCIIF)

La información financiera constituye un elemento esencial en el proceso de seguimiento y toma de decisiones de nuestros máximos Órganos de Gobierno y de Dirección.

La generación y la revisión de la información financiera se fundamentan en el uso de los medios humanos y técnicos adecuados que nos permiten facilitar la información de nuestras operaciones de forma precisa, veraz y comprensible, de acuerdo con la normativa vigente.

En la definición de nuestro Modelo Organizativo y de Supervisión del Sistema de Control Interno de la Información Financiera (SCIIF) tomamos como referencia las mejores prácticas de Buen Gobierno Corporativo asociadas a entidades públicas o de interés público, concretamente, las obligaciones y recomendaciones establecidas en la Ley de Entidades de Capital y Código de Buen Gobierno de la CNMV.

Su objetivo es garantizar la fiabilidad de la información financiera, asegurando que las transacciones y otros hechos acaecidos en nuestra Compañía son presentados conforme a la normativa aplicable, cumpliendo con los siguientes puntos:

  • Existencia y ocurrencia. Las transacciones y eventos recogidos por la información financiera efectivamente existen y se han registrado en el momento adecuado.
  • Integridad. La información refleja la totalidad de las transacciones y eventos.
  • Valoración. Las transacciones y eventos se registran y valoran de conformidad con la normativa aplicable.
  • Presentación, desglose y comparabilidad. Las transacciones y eventos se clasifican, presentan y revelan en la información financiera de acuerdo con la normativa aplicable.
  • Derechos y obligaciones. La información financiera refleja los derechos y obligaciones a través de los correspondientes activos y pasivos.

El Modelo Organizativo del SCIIF se centra en dos ámbitos:

  • Entorno de control general, en el que se desarrollan las principales directrices de funcionamiento del SCIIF, así como los roles y responsabilidades de alto nivel (segunda y tercera línea de defensa).
  • Controles específicos, donde se desarrollan los procedimientos operativos relacionados con la elaboración de la información financiera (primera línea de defensa).
Sistema de Gestión de Compliance Penal y Sistema de Gestión Anticorrupción y de Prevención del Fraude

Desde 2015, disponemos de un Sistema de Gestión de Compliance Penal y de un Sistema de Gestión Anticorrupción y de Prevención del Fraude, según los requisitos de las normas UNE 19601 e ISO 37001 y certificados por AENOR.

Dichos sistemas, basados en nuestra Política de Compliance, velan por otorgar a la organización un modelo eficaz de gestión de cumplimiento, para evitar los riesgos de incumplimiento legal (sanciones, multas, contingencias y daños reputacionales). Asimismo, dan respuesta a lo establecido en la Ley Orgánica 1/2015 de reforma del Código Penal, que recoge que las organizaciones que hayan implantado modelos de prevención de delitos y cumplan una serie de requisitos pueden llegar a ser eximidas de responsabilidad penal.

 

Volver a Gobierno corporativo y política medioambiental